¿Cómo responder a la pregunta del millón de euros en una entrevista?

¿Por qué quieres trabajar aquí?.

Puede parecerte una pregunta inocua, pero hay que convencer a tu posible empleador de tu verdadera motivación para trabajar con ellos. Estos son algunos consejos para hacer que tu respuesta destaque.

Ya sea cuando aplicas a la vacante o en la misma entrevista, la pregunta ” ¿por qué quieres trabajar aquí? ” es sin duda, una pregunta a la que te vas enfrentar en cualquier búsqueda de empleo.

Todo empleador tiene que saber y escuchar dos ideas fundamentales: que tú compromiso es verdadero y que no te vas a ir a la primera oportunidad que tengas.

Al igual que con otros aspectos de la búsqueda de empleo, la clave del éxito radica en una investigación a fondo. La página web de la empresa es un gran lugar para comenzar pero tendrás que ir más allá de los hechos y las cifras para impresionar realmente al reclutador.

Busca artículos y noticias sobre la empresa o del sector donde operan. Los éxitos que han tenido y los desafíos que han enfrentado recientemente. Aprovecha las tecnologías y busca si la empresa tiene un canal en YouTube donde puedas ver videos recientes y te hagas una idea más clara de la cultura de la empresa.

Es importante que toda esa información que encuentres la proceses y las esquematices para evitar decir exactamente lo que lees (el entrevistador valorará tu capacidad analítica). Por ejemplo si la empresa se describe en su cultura como progresista, no digas: “Me gusta la cultura progresista de la empresa”. “En cambio, es mejor algo como: “ La empresa se esfuerza por probar nuevas formas de hacer las cosas y siempre se esfuerzan por mantenerse a la vanguardia en su sector. Eso es algo que realmente admiro”.

Temas de los que hablar y temas que debes evitar:

  • Cosas que sí.

Hay cinco temas principales de los que deberías hablar a la hora de responder a la pregunta: ¿Por qué quieres trabajar aquí?

• Lo que la empresa hace realmente – el producto / servicio que ofrece y lo que te interesa al respecto.

• La cultura de la empresa – lo que te significaría trabajar allí.

• Los últimos éxitos empresariales y a los desafíos que se enfrentaron.

• La misión y la filosofía de la empresa.

• La formación y desarrollo profesional que ofrecen.

Es importante tenerlos en mente pero lo mejor es centrarte en dos o tres de los cinco temas comentados y entrar en más detalles.

  • Cosas que no.

Es importante no hacer referencia al salario, comisiones o vacaciones; dibujaría la imagen de alguien que está más interesado en los beneficios que en la propia empresa.

Si en la búsqueda de información de la empresa te cuesta encontrar algo que te interese, podría ser el momento de buscar en otra empresa. Recuerda que la búsqueda de un puesto de trabajo es un proceso bidireccional; así como la empresa necesita saber si eres el óptimo candidato para ella, tú también debes evaluar si esta es la empresa adecuada para ti.

Potencia tu respuesta desde lo básico hasta que sea realmente impactante.

Una vez que tengas algunas respuestas sólidas de por qué quieres trabajar en una empresa, es el momento de llevar tu respuesta a un siguiente nivel añadiendo razonamiento.

Dar razones añade credibilidad a tu respuesta y es una excelente oportunidad de mostrar, aunque de una manera sutil, el candidato destacado que eres. Recuerda que tanto la solicitud de empleo como la entrevista son oportunidades para venderte y para que finalmente te elijan.

Continuando con el ejemplo anterior, en lugar de simplemente decir que admiras la empresa por como hace las cosas, debes enfocar como tus habilidades se adaptan a esa manera de trabajar de la organización. Es importante poner un ejemplo.

Es esta última reflexión sobre lo que has investigado y tu capacidad para hacer coincidir las necesidades y los ideales de la empresa con tus habilidades y preferencias, lo que realmente va a impresionar y potenciar tus opciones.

Así que, como ves, no es sencillo, pero toda preparación tiene su recompensa.

¿Algún comentario?¡Gracias por tu opinión!.  



Deja un comentario