Siete alternativas a un aumento de sueldo en tiempos de crisis

A la luz de la situación económica actual, cabe preguntarse: ¿es éste el momento adecuado para pedir un aumento de sueldo? ¿Cómo se puede negociar un aumento, claramente merecido?

La alternativa más inteligente es negociar con argumentos, contemplando todos los escenarios y respuestas posibles por parte del empleados y, sobre todo, conocer cuales son los puntos que te hacen merecedor de este aumento.

En caso de que un aumento ecónomico sea complicado de conseguir, te mencionamos algunos de los beneficios o ventajas que puedes pedir en tu próxima evaluación:

1) Negocia un horario de trabajo flexible para lograr un mejor equilibrio entre vida y trabajo. Si no estás recibiendo ese aumento de sueldo, podrías proponer adaptar tu horario de forma que puedas realizar actividades que contribuyan a tu desarrollo profesional, por ejemplo, formación.

2) Revisa las condiciones de tu seguro médico. Extender la cobertura del seguro a tu familia o intentar que cubran aspectos médicos  adicionales como el seguro dental es un beneficio adicional.

3) Alternativas de ocio como la membresía a un gimnasio, descuentos en viajes, etc; es una opción para disminuir el nivel de estrés y que repercutiran en un ahorro económico.  .

4) Muchos empleados tienen problemas con el aparcamiento y optan por pagar una plaza de parking para eliminar ese problema; llegar a un acuerdo con la empresa para que se haga cargo de este gasto, es otra de las alternativas a plantear.

5) El tiempo de vacaciones esta acordado generalmente en las políticas de la compañía, pero esta es una oportunidad de negociar con tu jefe unos días más de vacaciones para pasar más tiempo con tu familia y regresar con energías renovadas.

6) Los proveedores de servicios de telefonía móvil por lo general ofrecen a las empresas planes de pago con subsidio. Explora esta opción con tu empresa, puedes minimizar gastos y ahorrar más.

7) Presenta la idea de cursos de formación; esto va a ayudar a mejorar tus habilidades, ampliar tu base de conocimientos actual y te dará una ventaja competitiva. Los entrenamientos son también una gran manera de ampliar tu red de contactos, aprender más acerca del sector donde trabajas y conseguir estar actualizado según las tendencias del mercado. Es una situación gana-gana tanto para ti como para tu empleador.


 

¿Algún comentario? ¡Gracias por tu opinión!



Deja un comentario