¿Es necesario estudiar para encontrar trabajo?

Leyendo el periódico me encuentro con el siguiente titular:

“El jefe de RRHH de Google es tajante: El expediente académico no sirve para nada”.

Me sorprende que algo tan radical pueda decirlo una de las empresas con mayor nivel de reclutamiento a exalumnos de las llamadas “Ivy League” por lo que voy a la entrevista original publicada por el diario New York Times donde cobra más sentido el titular. Y si, efectivamente, Laszlo Bock, Vicepresidente de Recursos Humanos de Google, afirma que el expediente académico no tiene relación directa con el rendimiento, a menos de que seas un recién titulado. Ajá: Pequeño detalle.

En estos años donde los paradigmas del mercado laboral han cambiado radicalmente, han surgido figuras, ¡genios!, tales como Steve Jobs, Marck Zuckerberg, David Karp (creador de Tumblr), Jack Dorsey (creador de Twitter)….emprendedores que nunca completaron sus estudios y triunfaron con sus ideas. Solo hay que escribir en Google “genios que no” y la primera opción que nos aparecerá será un largo listado de aquellos que no culminaron la universidad.

Entonces: ¿Estamos viviendo el fin de la educación tradicional? ¿No hace falta un título para triunfar profesionalmente?

La respuesta aún no es definitiva, lo que sin duda estamos viviendo actualmente es un cambio y muy positivo. Se está demostrando que triunfar en los estudios no es garantía de éxito profesional; así también, el ser mal estudiante tampoco es una condena de por vida. Por fin nos damos cuenta que la misma fórmula no sirve para todos y que en la diversidad se encuentra la riqueza.

Pero: ¿Qué hacer entonces? ¿Dedicar 5 años de media a estudiar ó tirarse a la piscina y tratar de ser el próximo genio sin estudios?

Depende…todo depende del prisma con el que se mire.

No se debe desestimar el rol de la universidad, ya que está todavía puede desempeñar un papel esencial, incluso para aquellos que tengan a un genio escondido en la lámpara. Las personas creativas también necesitan una cierta disciplina. Debe ser una disciplina sobre todo interna, pero que puede también imponerse desde lo externo. En este sentido, la universidad puede enseñar a tener capacidad de autocontrol y de trabajo que serán útiles para desarrollar el propio talento.

Por otra parte, no hay que olvidar que actualmente existen cientos de herramientas complementarias a la formación tradicional, así que si existe un talento a cultivar con proyección profesional, gracias a redes sociales, internet y demás instrumentos, no hay excusa para aparcarlo y no explotarlo.

Como decíamos antes y el mismo Vicepresidente de Google afirma, no hay fórmulas válidas para todos.: ¿Es posible adquirir un trabajo en Google sin formación académica formal? Probablemente, pero deberás demostrar ser capaz de hacer algo que el resto no puede.

¿Te asegura un título tradicional tu entrada al mercado laboral? No, no hay nada asegurado en estos tiempos pero si de conseguir trabajo cualificado se trata, muy probablemente una persona licenciada tendrá más posibilidades de obtenerlo que una sin estudios. Una licenciatura denota perseverancia y disciplina, dos elementos a valorar muy positivamente.

¿Vale la pena estudiar para encontrar trabajo? Antes de lanzar a dar afirmaciones, es mejor entender y analizar bien el contexto: El mercado laboral en EEUU, donde se valora muy positivamente la experiencia y el emprendimiento, no es el mismo que el español o Latinoamericano donde los títulos son requisito fundamental.

Uno de las características comunes de los lideres sin estudios mencionados antes es que, precisamente, eran emprendedores innatos. Incluso en su camino durante la universidad el poder de sus ideas propias fue tan fuerte que, siendo coherentes con su estilo de vida, capacidades y metas, decidieron lanzarse y perseguir sus sueños sin importar el precio.

Así que: ¿Vale la pena estudiar y obtener un título? Todo depende del camino profesional que quieras seguir, como siempre, lo importante es conocerse y dejar de escuchar cantos de sirena.

Todo profesional que viva de una manera coherente con sus pensamientos y metas alcanzará el éxito profesional que sea válido para el mismo.



Deja un comentario