¿No estás suficientemente cualificado para un trabajo?

7 consejos para convencer a los empleadores de que eres la persona que buscan.

Si acabas de salir de la universidad o si te has quedado sin trabajo, sabes lo que significa la aventura de buscar trabajo y competir cual reality show con el resto de candidatos por una vacante. Es entonces cuando se viene la pregunta del millón:

¿Qué puedes hacer para destacar y convencer a los reclutadores de que tú eres la persona mejor cualificada para el puesto y no el resto de candidatos?. Aquí te damos algunas pistas:

  1. Diseña tu Curriculum en torno a la transferibilidad de tus habilidades

Cuando te encuentras inmerso en un cambio de tu carrera profesional, es necesario resaltar las habilidades que has desarrollado previamente en función del trabajo que estas tratando de conseguir. La mayoría de las personas tienen un “banco de habilidades” que son transferibles libremente entre puestos de trabajo: la comunicación interpersonal, trabajo en equipo y liderazgo, por ejemplo.

Es posible que tengas otras habilidades, tales como programas informáticos, resolución de conflictos, pero siempre asegúrate de que estas se enmarquen en el contexto de la nueva tarea.

  1. Demuestra flexibilidad y voluntad para aprender.

Según CareerBuilder, la mayoría de los reclutadores valoran la flexibilidad y voluntad para aprender tanto como las habilidades destacadas que tengas. En esta encuesta, se encontró que el 77% de los empleadores creen que las soft skills (incluyendo la capacidad de formación y flexibilidad) importan tanto como las llamadas hard skills.

Esta dato es muy relevante si lo que quieres es dar un giro a tu carrera o si estas en búsqueda de tu primer empleo. Para demostrar tus soft skills ante un empleado puedes mencionar ejemplos donde estas fueron usadas satisfactoriamente (gestión de equipos, voluntariado, motivación, etc).

  1. Elije una carta de presentación en formato T.

La carta de presentación en formato T es muy útil para las personas con poca experiencia o un historial de trabajo irregular. Esta se divide en dos columnas, donde la columna de la izquierda enumera los requisitos de la oferta de trabajo, y el derecho se enumeran tus habilidades/ atributos para cumplir con esos requisitos. El  formato T funciona muy bien, ya que  permite mostrar tus talentos en el contexto de la oferta de trabajo y quitar el foco a lagunas en tu historial laboral.
Eso sí, no abuses de este formato, un candidato que cumpla 100% con todos los requisitos de la oferta es muy difícil de encontrar, si fuerzas tu perfil a esto perderás credibilidad.

  1. Sé empático, crea sintonía con el empleador.

Incluso cuando seas el candidato con mayor cualificación, los responsables de contratación suelen contratar a la persona que causa una mejor impresión o con la persona que proyectándola en un entorno de equipo de trabajo, pueda funcionar mejor. Después de todo, todos somos personas. Si tu autenticidad falla, entonces el factor de simpatía es aún más importante. La mejor manera de ser agradable es tener una actitud positiva, mostrarte motivado y empático es la clave.

  1. Evita las situaciones en las que pierdes el tiempo.

El mercado laboral se ha contraído como producto de la crisis, eso es algo que todos sabemos. En tales circunstancias, es tentador aplicar a cada oferta que ves, incluso en aquellos en los que no hay ninguna oportunidad de ser contratado.

Hacer esto no tiene sentido y es una pérdida de tiempo. Por ejemplo, si eres contador, no tendría sentido tratar de conseguir un trabajo como un técnico de rayos x. Sin embargo, los anuncios de empleo representan listas de deseos del empleador y no todo lo que debe tener el candidato para desempeñar un puesto. Al final si cumples con una buena cantidad los criterios enumerados en el anuncio, te aconsejamos aplicar.

  1. La experiencia es la experiencia, remunerada o no.

Muchas personas piensan que no se debe añadir la experiencia no remunerada en el CV, como  prácticas, voluntariados, etapa de becario. Sin embargo, la experiencia, remunerada o no, sigue siendo eso, una experiencia. Mientras puedas relacionarla con el trabajo al que estas aplicando, debes incluirlo. Por ejemplo, si estas aplicando a una vacante de asesor fiscal e hiciste una beca como contador en una oficina de impuestos, tiene todo el sentido incluir esta información en tu Curriculum.

  1. Incluye palabras clave en tu CV

La mayoría de empleadores filtran los CV electrónicamente. El software de detección utiliza palabras claves y sólo seleccionará curriculums y cartas de presentación que incluyen esas palabras claves. Para asegurarte pasar ese primer filtro incluye las habilidades que piden para el puesto en tu CV o carta de presentación.

¡ Muchas gracias por tus comentarios!



Deja un comentario