Cuatro señales que demuestran que estás en el trabajo adecuado

Encontrar un trabajo que realmente te apasione puede resultar increíblemente difícil. En el mundo de hoy, hay más del doble de personas descontentas en sus trabajos que los que realmente se encuentran satisfechos en ellos.

Hay tantos factores que preocupan a la gente durante su búsqueda de empleo que a menudo pierden de vista lo que realmente importa. Algunos trabajan toda su vida, e incluso destacan en puestos que realmente no les llenan.

Hacer lo que te apasiona puede sonar a exageración, pero muchas personas no piensan en ello tanto como deberían. Puede que te preguntes, ¿por qué elegir un puesto de trabajo que me llene conlleva tanto esfuerzo?. Para ayudarte, aquí te doy cuatro señales para saber que has elegido bien tu trabajo:

1. Disfrutas el ir a trabajar

Entras en la oficinacasi todos los días con una sonrisa y una actitud positiva; no importa lo que está pasando en tu vida personal, ves tu trabajo como una vía de escape, desconexión, y no como una carga. Ves con buenos ojos asistir a las reuniones, y siempre eres el primero en dar tus puntos de vista y opiniones. Cometes errores, normal, pero siempre estás dispuesto a corregirlos y aprender de ellos.

Si esto  te suena, lo más probable es que estés haciendo las cosas bien. Tu mentalidad es el mayor factor de influencia en caso de que te guste o no te guste lo que haces. Una actitud negativa no te guiará a nada bueno en tu carrera profesional, y si te encuentras constantemente en ese estado mental, tal vez es hora de cambiarlo.

Cuando amas tu carrera profesional, siempre tienes el deseo de conocer nuevas oportunidades y dominar las habilidades necesarias para hacer ese trabajo.

Las personas que no disfrutan de sus puestos de trabajo simplemente se enfocan en que el reloj corra rápido para que finalice la jornada laboral pero cuando les apasiona su profesión, esta se convierte en parte de su vida, y son capaces de encontrar la felicidad en todos los aspectos de su vida. Encontrar esa satisfacción en el trabajo es importante, ya que es donde la mayoría de la gente pasa la mayor parte de su tiempo.

2. Disfrutas de tus compañeros de trabajo.

Si estás en un empleo que te apasiona, entonces es probable que la mayoría de tus compañeros de trabajo se sientan de igual manera. La cultura que transmite la empresa a los empleados es uno de los mayores impulsores para el éxito de las empresas.

Las posibilidades de ser feliz en un trabajo en el que no te llevas bien con tus compañeros de trabajo son casi nulas. La ausencia de armonía entre los trabajadores por lo general trae drama y situaciones no deseadas, que pueden afectar directamente tus sentimientos sobre el trabajo.

La ausencia de una cultura saludable también impacta negativamente en la productividad de la empresa, lo que puede tener efecto directo en futuras oportunidades de crecimiento – otro factor de la felicidad en tu vida profesional.

Si el vínculo con tus compañeros de trabajo es fuerte, tú no sólo estás haciendo tu día a día  más divertido y gratificante, también estás ayudando a la empresa a ser más productiva y rentable, ya que no tienes ese estrés que te perjudique.

3. Disfrutas en el camino del éxito.

Los que se preocupan sólo por mantener su puesto de trabajo y tienen una excusa para casi cualquier cosa, no sólo les afecta a ellos, también perjudica a los que les rodean.

Si realmente disfrutas de tu trabajo, es natural que quieras mejorar. Tomaras todas las oportunidades que puedas para ganar más experiencia, y permanecerás informado de las noticias y avances que ocurran en el sector que trabajas. Un empleado verdaderamente feliz quiere dejar huella en la empresa y su competitividad no va a dejar que se detenga hasta que alcance su máximo potencial.

Si te gusta salir adelante, y lo demuestras con trabajo duro, los resultados van a llegar. No sólo te sentirás más realizado en tu carrera profesional, podrías terminar con un puesto de directivo o teniendo tu propia compañía. Si tienes la pasión y el deseo, y no dejas que tu ego te controle, llegaras muy lejos y serás feliz en el trabajo y en tu vida.

4. No necesitas dinero para medir el éxito

Las personas que sólo se preocupan por la cantidad de dinero que están haciendo son a menudo las que se sienten más infelices en sus vidas profesionales. Si percibes un buen salario, pero constantemente encuentras problemas en otras facetas importantes de tu trabajo como el trabajo que haces, la cultura, y la flexibilidad, perderás rápidamente el interés y también lo que realmente importa.

El dinero es importante, pero si tú eres realmente feliz en tu trabajo, encontrarás satisfacción en casi todo. Si piensas en el éxito en términos de satisfacción y autorrealización, tu trabajo empezará a significar mucho más que un simple medio para ganarte la vida; se convertirá en una parte de lo que eres y lo que te hace feliz.

¿Algún comentario? ¡Gracias por tu opinión!



4 comentarios

  • Alvaro Dossetenta

    Es fundamental sentirse a gusto en el trabajo. Como empresario es igual de importante crear entornos donde tus trabajadores den lo más. Buen artículo!

  • Fabrizio Faillace

    Totalmente de acuerdo con este artículo. Muchas veces damos prioridad a la felicidad personal dejando atrás la felicidad laboral. Creo que también hay que dar importancia al trabajo, donde pasas el mayor tiempo del día, buscando así un equilibrio en tu vida.

    • Edgardo Martinez

      Buenas Fabrizio, a la felicidad personal se
      llega por un cumulo de buenas situaciones en los diferentes campos de la vida;
      sin duda el trabajo es un pilar fundamental. Muchas gracias por el comentario.

Deja un comentario