6 Pasos imprescindibles antes de una entrevista de trabajo

Cuando estamos preparandonos para una entrevista de trabajo, queremos que todo vaya lo mejor posible. ¿Mentas? Hecho. ¿Apretón de manos firme y decidido? Hecho. ¿Lista de debilidades que no parezcan debilidades? Hecho.

Lo anterior está muy bien, pero no lo es todo. En realidad, una entrevista de trabajo perfecta comienza días antes de tu cita con el entrevistador.

A continuación te enumeramos 6 pasos que te ayudarán a preparar y conseguir una entrevista de trabajo perfecta:

1. Investiga la compañía.

Asegúrate de recopilar toda la información posible sobre la compañía antes de tener la entrevista. Empieza por la página web de la empresa, conoce la información básica tal como: misión, objetivos, valores y piensa como estos se relacionan con la posición a la que estas aplicando.

Identifica cuales son las palabras claves que los identifican y como puedes emplearlas durante la entrevista. Busca las últimas noticias, informes recientes y reportes tanto del sector como de la compañía y usa esta información de la manera más asertiva en las preguntas que vayas a realizar.

Indaga en tus contactos de LinkedIn y averigua si tienes algún contacto que esté relacionado con la compañía y que esté dispuesto a darte algún consejo o, incluso, recomendarte para el puesto.

Por último, conociendo más sobre la empresa tendrás una idea de su cultura y el ambiente en el que te vas a mover, esto puede ayudarte a definir el tono de la entrevista, la vestimenta que usarás, la forma de presentarte, etc.

2. Investiga sobre el puesto.

Una vez tengas concertada la entrevista, asegúrate de saber al detalle los requerimientos del puesto y las responsabilidades del mismo. Esto te ayudará a identificar cuáles son las habilidades y el tipo de profesional que necesitan para el puesto.

Relee atentamente los requerimientos en la descripción del puesto y analiza como tu experiencia puede encajar allí. Identifica los puntos que te destacan del resto de candidatos.

Prepárate para la famosa pregunta: “¿Cuál es tu aspiración salarial?” e investiga el rango salario promedio para esa posición.

3. Prepara respuestas que resalten tus habilidades y experiencia.

Es importante que demuestres en tus respuestas que entiendes cuáles son las habilidades claves del puesto, el conocimiento y las experiencias necesarias para desarrollar exitosamente el trabajo. Y aún más importante, que cuentas con todo ello para ser el profesional elegido.

4. Prepara respuestas que muestren entusiasmo e interés.

Cuando los entrevistadores deben elegir entre candidatos con un perfil similar, a menudo se decantan por aquellos que muestran un mayor entusiasmo e interés en la posición. Una forma perfecta de demostrar esto es relacionar tus metas y objetivos personales con el desarrollo y progreso de la empresa.

5. Prepara respuestas que manifiesten como encajas en la cultura de la compañía.

Si has completado el paso 1, ya tienes una idea de la cultura de la empresa. Por ejemplo, si sabes que la compañía tiene una fuerte identidad en responsabilidad social y/o caridad, es recomendable que menciones tu experiencia como voluntario durante la entrevista.

6. Logística.

El estrés que genera un atasco inesperado, perderte en el camino, no tener suficiente gasolina y demás inconvenientes meramente logísticos pueden llegar a sabotearte tu entrevista. Así que toma las precauciones necesarias para evitar esta situación.

El día anterior prepara la ropa que usarás en la entrevista, los zapatos correctos, etc. Imprime copias extras de tu CV. Verifica la ruta que vas a seguir para llegar al lugar de la entrevista y toma nota del tiempo que tardarás. En caso de ir en coche, verifica el estado del tráfico, añade un tiempo extra en caso de que se presente algún inconveniente y ten en mente alguna ruta alternativa en caso de que la necesites.


 

Como ves son pasos simples y de sentido común pero tomarte el tiempo para hacer una investigación en forma, planear la ruta que tomarás y preparar las respuestas de tu entrevista, te proporcionarán una mayor sensación de control y confianza en ti mismo, lo cual genera un impacto positivo sustancial en tu desempeño como candidato.

Recuerda que no existe una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión.

¿Algún comentario? ¡Gracias por tu opinión!



Deja un comentario