Cinco tácticas que no debes emplear al buscar trabajo

Esta es la situación:

Has estado buscando un empleo por semanas. Aplicas de inmediato a todo tipo de trabajo, incluso a los que no tienen nada que ver con tu perfil. Entregas tu CV a cualquier persona, estás siguiendo permanentemente a headhunters como si tu vida dependiese de ellos.

¿Y todavía nada? Nada.

Bueno, todo tiene una explicación: Podrías ser tú el problema.

No me malinterpretes, la mayoría de las personas son inteligentes, motivadas y tienen todas las buenas intenciones para sacar algo bueno adelante. El problema es que no todas tienen el entrenamiento adecuado para hacer una búsqueda de empleo efectiva. Lo que significa que muy posiblemente, por no decir siempre, se cometen algunos errores durante el proceso de búsqueda de empleo. Así que vamos a cambiar eso cuanto antes.

Si estás usando algunas tácticas muy comunes en tu búsqueda de empleo, debes cambiar de rumbo inmediatamente.

1. Pasar el 100% de tu búsqueda de empleo mandando solicitudes online.

Si tu táctica principal para la búsqueda de trabajo es aplicar solamente vía online, te queda un largo camino por delante. Por cada trabajo al que aplicas, al menos una o dos personas van a encontrar una “referencia” en esa empresa. Y estas van a usar esa “referencia” para obtener una introducción directa. ¿Prefieres ser el candidato con la ” referencia “, o uno de los otros 20, 80 o 400 aspirantes que vienen a través de la gran selva de solicitudes automáticas?

¿Qué hacer? Incluso cuando aplicas para una vacante vía online, en el momento de pulsar “enviar “, busca en LinkedIn si tienes un amigo, familiar, o algún contacto de primer o segundo grado de conexión con la empresa que aplicas. El objetivo es poder tener una introducción directa.

2. Aplicar a la posición cuando sabes de antemano que no cumples con el perfil de la vacante.

 Cuando aplicas a un trabajo de manera online, si tu curriculum vitae y carta de presentación no mencionan las necesidades básicas para cubrir la vacante, ningún sistema de seguimiento de candidatos te va a seleccionar entre las solicitudes recibidas.

¿Qué hacer? Si en el papel no cumples con el perfil requerido para el trabajo que aplicas, debes buscar la manera de que si, es decir, adquiriendo nuevos conocimientos o encontrar una oportunidad para explicar tus razones para ser elegido como candidato (e.j. cómo tu experiencia previa en el campo actual se traduciría perfectamente al nuevo puesto de trabajo).

3. “Aprendo rápido”.

A menos que te encuentres aplicando a un trabajo de entry level, se debe dar por sentado que, los que toman las decisiones, están en la búsqueda de alguien que pueda comenzar a ejecutar. ¿Significa esto que nunca vas a conseguir un trabajo en un nuevo sector? No, en absoluto. Pero si te sientes presionado en una entrevista, cuando te preguntan por qué debería de darte la oportunidad, no pienses ni digas en ningún momento que es porque eres un “rápido aprendiz”.

¿Qué hacer?  Piensa en cómo la suma de tus habilidades y experiencia (no importa que no estén relacionadas) pueden hacerte un gran candidato para ese trabajo. Si tienes claro por qué eres el candidato perfecto para el trabajo, la decisión de los que contratan será mucho más fácil, incluso si tienes un perfil junior.

4. Entregar tu Curriculum Vitae a extraños sólo por haber mantenido una relación previa de 10 segundos.

¿Alguna vez le has propuesto matrimonio a un extraño? Por supuesto que no lo has hecho. Entonces, por qué crees que cuando conoces a alguien y este trabaja para la compañía de tus sueños, y antes de haberle dicho ” ¿Qué clima más raro eh? –frase no muy original, por cierto– le entregas tu CV y le dices que, si es posible, se lo dé al responsable de Recursos Humanos o al Manager. Eso no es creación de contactos, eso es emboscar a las personas.

¿Qué hacer? Si conoces a un contacto o encuentras una conexión en LinkedIn, busca la mejor manera de construir una relación antes de pedir un trabajo. Por ejemplo: “Hola Juan, tu y yo somos miembros del grupo Auditores de Madrid en LinkedIn. Veo que trabajas como  Controller de la empresa X , yo soy Auditor Interno y me gustaría saber tu opinión sobre ______, ¿Puedo hacerte dos preguntas rápidas sobre esto?

5. Llamar a la persona de recursos humanos, reclutador, o encargado frecuentemente.

La fortuna favorece a los audaces. Pide y recibirás. Pero, es importante saber que hay una línea muy fina entre un profesional proactivo y uno desesperado.

¿Qué hacer?  Si no has recibido respuesta sobre una posición, envía un correo electrónico corto diciendo algo similar a lo siguiente. “Hola María, te escribo en referencia a la vacante de Controller Financiero para la que apliqué la semana pasada. Estoy muy interesado en unirme a vuestro equipo. Si requieren alguna información adicional que les pueda servir para tomar una decisión final, no dudéis en pedírmela.


La búsqueda de empleo no es fácil, ni puede reducirse a una fórmula única y perfecta. Pero si eliminas las tácticas que no funcionan, y comienzas a reemplazarlas por alternativas más eficaces, es probable que empieces a ver el progreso. Y el progreso te da impulso. ¿Y el impulso? El impulso es lo que te permite, poco a poco, hacer un camino hacia la grandeza.

¿Algún comentario?¡Gracias por tu opinión!.



2 comentarios

Deja un comentario