¿Cómo explicar los períodos sin trabajo en un CV?

Como consecuencia de la fuerte crisis laboral vivida recientemente, es muy común encontrar curriculums brillantes cuya única pega son los llamados “períodos muertos”. Se tratan de espacios de tiempo donde no existe una experiencia profesional, cuyo impacto puede resultar muchas veces siendo negativo sobre nuestro perfil, descartándonos para una posible entrevista.

¿Cuál es la razón de esto?.

Tal como lo afirma la experta en reclutamiento, Bronwen Hann, “Es tan importante lo que tu perfil profesional dice implícitamente como lo que se indica de manera explícita. La intención siempre será mostrar evolución como profesional, no estancamiento.”

Por ejemplo: Si has trabajado para la misma compañía en los últimos 15 años, (algo cada día menos usual), querrás mostrar cual ha sido el valor que has aportado, resaltando una progresión en cuanto a responsabilidades y funciones. El no comunicar una evolución como profesional, muy seguramente, termine proyectando características como falta de ambición o una persona excesivamente complaciente.

En la dinámica de trabajo actual, casi siempre hay nuevos retos a afrontar en el mismo puesto de trabajo: Reorganización de tareas, automatización de las mismas, uso de nuevos sistemas, nuevas tecnologías, etc. Actualmente, ninguna compañía se mantiene de manera estática y por ende, sus equipos evolucionan de la misma manera.

En síntesis, el curriculum funciona como un resumen de tu perfil profesional. Un CV con espacios de tiempo prolongados sin justificar puede dar impresiones erróneas tales como:

  • Que no cuentas con la capacidades para reincorporarte al mercado laboral;
  • Que no te tomas lo suficientemente en serio tu carrera;
  • Ó, peor aún, pecas de perezoso.

Si ninguna de las tres razones son ciertas, y dudo que alguna de estas lo sea (de lo contrario no estarías leyendo esto) es recomendable echar un vistazo a tu CV y asegurarte que los espacios en blanco estén, en lo posible, justificados. Esperar a tener la oportunidad de explicarlos en una entrevista es dar por descontado que contaras con la suerte de que la imaginación del reclutador no vuele y no tenga la impresión de alguna de las tres razones que explicamos antes.

¿Cómo atacar estos gaps y evitar que te descarten para una futura entrevista? Aquí van cinco consejos que esperamos te sean útiles:

1. Indica las razones por las que fuiste despedido de tu anterior trabajo. 

Siempre y cuando sean razones que no te ubiquen en una perspectiva negativa respecto a tu perfil, es decir: Tu compañía ha sufrido una reestructuración importante, el departamento ha sido eliminado o tu posición ha sido recolocada en otra zona geográfica; son situaciones comunes en períodos de recesión.

Exponer este tipo de razones, acompañándolas de un perfil robusto, dará una mejor impresión al reclutador, dejándole suficiente información para dar razonabilidad al gap.

2. Mantener un enfoque positivo sobre las razones expuestas.

Indicar que has dejado, o te han despedido, de tu anterior trabajo porque no te gustaba, tuviste problemas con tu empleador o cualquier otra razón de índole personal, mantendrán alejado tu perfil de cualquier reclutador. Conservar una actitud crítica del CV es fundamental para no caer en errores de este tipo.

Si has sido despedido por alguna razón individual, desafortunadamente, no queda más que esperar a explicarlo en una futura entrevista, asegurando que tienes una buena respuesta para esta pregunta.

3. Si has dejado voluntariamente tu trabajo, no tengas miedo de mencionar la razón.

 

…dependiendo de cuál sea esta, por ejemplo: Si has decidido tomar un año sabático para desarrollar otras habilidades o dedicarte a otros proyectos personales tales como voluntariado o emprendimiento. En caso de que sea un tema personal el que te haya alejado del mercado laboral, dependiendo de cuál sea el mismo, es valorable incluirlo.

No es necesario llegar al extremo de contar nuestra vida en el CV, pero frases escuetas y rotundas crearan un impacto más positivo que un simple espacio de tiempo sin justificación alguna.

De nuevo, es conseguir dar suficiente información al reclutador para conseguir pasar a la siguiente fase: la entrevista de trabajo. Si el gap señalado tiene una razón válida y propósito, ¿Por qué no mencionarlo?

4. Destaca cualquier actividad que hayas desarrollado para mejorar tu perfil profesional.

 

Esta parte es fundamental. Asegúrate de indicar:

  • Cualquier certificación o curso que hayas realizado durante este periodo.
  • Cualquier trabajo como freelance, asesoría o consultoría. Realizar este tipo de actividades es un indicador importante de que has tomado el control de tu carrera, demostrando una capacidad de resiliencia destacable. Sin embargo, no es suficiente con posicionarte como consultor, el reclutador también querrá saber qué tipo de consultoría has realizado, con lo cual, asegúrate de incluir información relevante.
  • Cualquier otro tipo de experiencia destacable, por ejemplo, voluntariado, proyectos personales, etc.

5. Asegúrate de ser honesto y mantener una actitud crítica respecto a tu perfil.

Como hemos mencionado anteriormente, se trata de acertar tanto en el mensaje implícito como el explicito que lleva nuestro CV. Es demostrar que:

  1. Tienes capacidad de resiliencia;
  2. Sabes reponerte de los baches que puedes encontrar en tu carrera;
  3. Demuestras continuidad en tu trayectoria profesional.

Y sobre todo, que mantienes un enfoque a largo plazo y estas comprometido con tu futuro laboral.


Este articulo contiene extracciones del publicado previamente en Pulse “Tips for how to explain gaps in your employment history”



Deja un comentario