3 Tips para conseguir el trabajo que quieres

¿Sabes cuál es la habilidad más importante que puedes tener? Bueno, supongo que es algo subjetivo. Déjame y te lo pregunto de una manera distinta. ¿Durante la búsqueda de trabajo, cual es la habilidad más importante que debes tener? No importa la empresa o la vacante, la habilidad de saber venderte es el mejor talento que se puede tener.

Imagínate en una entrevista de trabajo que estas convenciendo al reclutador de que eres el mejor candidato. Se necesita un cierto arte para venderte y lograr el objetivo. Y no sólo eso, ¿qué pasa con tu próxima promoción? ¿Y qué hay de subirte el sueldo? Todo es venderse, mi amigo. Para algunos, la idea de ser un vendedor evoca las imágenes de un vendedor de autos usados. Créeme que tú no tienes que ser un vendedor de esos, tu objetivo es convencer al reclutador que eres la persona que debe contratar.

1. ¡Haz tu trabajo!

Conoce al entrevistador y a la empresa. Aprende todo lo que puedas sobre la compañía en su conjunto, teniendo en cuenta las aportaciones de los blogs, artículos y notas de prensa recientes. Tómate el tiempo necesario para conocer al entrevistador con el que te vas a reunir, investiga sus perfiles en redes sociales y busca intereses comunes que te podrían ayudar a construir una buena relación con él/ella.

Documéntate referente al trabajo con tanto detalle como sea posible. Comienza leyendo la descripción del trabajo y busca puestos de trabajo similares publicados por los competidores. Hacer esto te ayudara a formularte preguntas inteligentes sobre la vacante a la que optas. También puedes impresionar al reclutador con preguntas sobre cómo su empresa está resolviendo unos problemas a los que sus competidores están buscando aún una solución.

2. Supera todas las objeciones posibles.

Imagina la posibilidad muy real de que te enfrentes a duros competidores que están más cualificados que tú. Por lo tanto, debes tener respuestas para cada argumento en tu contra. Una manera de prepararte es desglosar la descripción del trabajo punto por punto y abordar cada tema. Por ejemplo, a continuación he desglosado la descripción del trabajo de un puesto de ingeniero de software.

Requisitos: Diseñar e implementar nuevas funcionalidades de cara al usuario de los productos de Google.

Experiencia: Diseñé e implementé una nueva interfaz para mi anterior empresa donde integre el software con el navegador Google Chrome y Google Drive. También he participado en un programa de Yahoo donde cree un producto de motor de búsqueda que se rodó en un proyecto beta.

Requisitos: Construir las bibliotecas y los marcos que soportan grandes y complejas aplicaciones web como Gmail, Google Search y Google Maps.

Experiencia: Diseñé las bibliotecas y los marcos que han sido revisados favorablemente en GitHub. Parte del código que he compartido ha estado en los proyectos presentados en los laboratorios de Google.

3. Recuerda hacer seguimiento después de la entrevista.

Después de la entrevista, asegúrate de dar las gracias a todos por su tiempo y recuérdales que tienes disponibilidad para responder cualquier pregunta adicional que tengan. Si resulta que no eres la opción que optan por contratar, tienes que ser igualmente amable y lo más profesional posible. ¿Por qué? Puede haber otra posición vacante en el futuro, ya que te han entrevistado y mostraste el interés suficiente en la empresa, puede que contacten contigo nuevamente. Por otra parte, los reclutadores también cambian de empleo y pueden ofrecerte un nuevo puesto estando en otra empresa.

¿Algún comentario? ¡Gracias por tu opinión!.  



Deja un comentario